El fondo de comercio o de negocio es el conjunto de los elementos inmateriales de una empresa que representan una parte importante de su valor. El fondo de comercio sirve – y es determinante – para valorar dicha empresa y su rentabilidad empresarial – es decir, su capacidad de generar beneficios suficientes a través de sus ventas, sus activos y sus recursos –, y para determinar su posible precio de venta en el mercado y si representa o no una buena inversión.